Abrir tienda de ropa usada vintage



Ejemplos de negocios o tiendas que durante años llevaban funcionando en muchos países de nuestro entorno, empiezan poco a poco a encontrar su hueco dentro de nuestro panorama comercial. Nos referimos a tiendas de ropa de segunda mano, pero con un añadido especial, ya que se tratan de prendas de ropa de estilo retro o vintage, un estilo que lleva pegando fuerte en nuestra moda desde hace ya un tiempo.

No se trataría de abrir un negocio de ropa usada tal cual, ya que este tipo de locales no se desmarcan de una tienda de ropa normal y corriente. Se trataría de una tienda especializada en vender unas prendas que por sus características destacan del resto de prendas. Unas ropas muy concretas que a pesar de ser usadas, todavía presentan cierto encanto y una plusvalía muy interesante, ya que son prendas que ganan con el tiempo valor.

Es una buena elección para aquellas personas que tratan de desmarcar una tienda en concreto del resto. El añadido del adjetivo vintage o retro es lo que por ejemplo da a una prenda como una cazadora de cuero, la oportunidad de convertirse en una ropa singular y con un cierto cache, que al estar ya descatalogada y al ser imposible prácticamente el poder comprar de nuevo esa prenda original y nueva, es lo que le confiere valor.

Este tipo de tiendas suelen funcionar muy bien en aquellas zonas enfocadas a concentrar los locales, tiendas, y comercios de ambiente independiente, un tanto separados de la tónica principal de la moda oficial y de las corrientes del momento. Son negocios que están funcionando bastante bien y donde la revalorización de sus productos es uno de los pilares fundamentales de sus éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario